Síguenos también en:

Sucesión de la Empresa Familiar

Una empresa familiar tiene como rasgo esencial el que en su seno las relaciones de participación significativas están detentadas por miembros de un mismo grupo familiar.

La empresa familiar incluye, además de los elementos propios de todo negocio en marcha como son los del inmovilizado material e inmaterial, clientes y proveedores, aportaciones económicas por cualquier título de los socios, las estructuras de organización y dirección social tanto de gestión como de administración, un elemento permanente de relación personal presente entre determinados individuos concretos y las expectativas futuras de inclusión en dicha estructura de elementos personales no incorporados a la misma en la actualidad pero que por razón de su pertenencia al grupo familiar, bien sea por nacimiento en su seno, bien por matrimonio o por cualquier otra circunstancia sobrevenida, ostentan unas determinadas expectativas en relación al negocio familiar definido en el objeto social.

El protocolo familiar pretende regular y encauzar la multiplicidad de intereses personales y patrimoniales que confluyen en una empresa de estas características, de forma tal que, teniéndose en cuenta las expectativas de todos sus integrantes, el fin último a preservar sea la propia continuidad de la empresa en las mejores condiciones tanto de gestión como de integridad del patrimonio empresarial para competir en el mercado con garantías de permanencia futura.

Para la formalización del Protocolo Familiar, los especialistas en la materia deberán analizar la normativa sucesoria que afecte a los integrantes de la empresa familiar y preparar testamentos que se adecuen a las necesidades de conservación del patrimonio familiar empresarial. Deberán observar la conveniencia de otorgar capitulaciones matrimoniales contemplando los efectos económicos de la disolución de los matrimonios. Asimismo puede ser conveniente la Modificación de los estatutos sociales. También debe estudiarse la creación de la figura del Consejo de Familia, formado sólo por los miembros de ésta vinculados a la marcha de la empresa familiar, y del Consejo Asesor, formado sólo por asesores externos y cuyas funciones serán de carácter consultivo previo a la adopción de determinadas decisiones especialmente trascendentes.

El Consejo de Familia es un órgano que suele establecerse en el protocolo familiar y tiene como destino decidir cuestiones y diferencias que pueden producirse con motivo del cumplimiento del protocolo familiar. Este órgano también suele preparar las modificaciones que deban realizarse en el protocolo familiar debido a los cambios que van produciéndose en el grupo familiar.

La mejor forma para que el Protocolo Familiar tenga éxito, es decir, que consiga que la Empresa se prolongue en el tiempo respetando las normas contenidas en él, es que se llegue a él a través de un consenso entre los miembros del grupo familiar, es decir será necesario que estén informados y participen de alguna forma en su elaboración. De esta forma se conseguirá fomentar el cumplimiento voluntario y el reconocimiento de las normas del Protocolo Familiar por todos los miembros de la familia ya que con su participación lo interiorizarán con mayor facilidad. Esto deberá tenerse en cuenta aunque la idea parta del fundador de la empresa y falte mucho tiempo aún para que deje de tener las riendas del negocio.

image

Envíenos su consulta

Nos comprometemos a contestarle dentro de las 24 h. siguientes a la recepción de su consulta, siempre en días laborables.

Herencias Internacionales

Nos dedicamos profesionalmente sobre todo a aspectos sucesorios, por lo que podemos ayudarle a percibir su herencia en España desde cualquier país en el que Ud. se encuentre.