Síguenos también en:

Reclamación de la legítima

La legítima es una parte de la herencia de la que el testador no puede disponer libremente por haberla reservado la ley a determinados herederos llamados legitimarios.

El legislador ha pretendido proteger mediante la legítima a los parientes más próximos del testador: Los descendientes, el viudo y los ascendientes siempre que no concurran con hijos.

De la misma forma el testador no puede privar de ésta a los legitimarios, salvo desheredación, ni imponerles ninguna condición ni gravamen salvo lo dispuesto para el usufructo del viudo.

Toda renuncia o transacción sobre la legítima futura es nula y los legitimarios podrán reclamarla cuando muera aquel, pero deberán traer a colación lo que hubiesen recibido por la renuncia o transacción.

Para fijar la legítima se debe estar a los bienes y derechos que queden a la muerte del testador con deducción de las deudas y cargas.

image

Envíenos su consulta

Nos comprometemos a contestarle dentro de las 24 h. siguientes a la recepción de su consulta, siempre en días laborables.

Herencias Internacionales

Nos dedicamos profesionalmente sobre todo a aspectos sucesorios, por lo que podemos ayudarle a percibir su herencia en España desde cualquier país en el que Ud. se encuentre.